Preguntas frecuentes

Sobre La Balanza Granel

La Balanza Granel nace de la mano de Aurora, Sara e Irene, tres tricantinas con mucha ilusión y ganas de hacer las cosas mejor. Pero no es solo eso, La Balanza Granel sois también vosotros, porque con la ayuda de todos estamos aprendiendo y mejorando cada día. ¡Muchas gracias por la confianza!

Nuestra idea surge de una necesidad. Nosotras creíamos que este tipo de consumo era posible pero que simplemente no se estaba llevando a cabo porque no existía oferta. Las tiendas de este tipo de productos empezaban a multiplicarse por el centro y el sur de Madrid, pero parecía que a nadie se le ocurría empezar en el norte. Así que, decidimos hacerlo nosotras.

No, nosotras aspiramos a vivir con menos plástico. Sabemos que es un camino muy largo y que hay muchos aspectos de la vida que te llevan por otros senderos sin tu pretenderlo. Pero lo intentamos. Intentamos ser más conscientes y respetuosas con nuestro entorno y con nuestra forma de consumo; intentamos bajar la basura cada vez menos; intentamos pensar antes de comprar o planificar más para evitar gastos innecesarios; intentamos muchas cosas y poco a poco vamos consiguiéndolas.

Cuando buscábamos un nombre para el negocio queríamos uno que consiguiera reflejar las características de la tradición de la venta a granel, y que permitiera evocar esas tiendas de ultramarinos en las que nos hemos inspirado. 

Por otra parte, con nuestro logo, quisimos traer la innovación y la modernidad, haciendo hincapié en el círculo que supone el reutilizar los materiales. 

Cuando nos iniciamos en todo esto tuvimos claro que para nosotras todo debía girar en torno a la honestidad. Igual que nosotras estábamos aprendiendo el camino poco a poco y compartíamos nuestros triunfos y fracasos, queríamos que en nuestra tienda, nuestros clientes, se sintieran con la confianza de llegar a un lugar para seguir intentándolo. 

Los otros dos pilares de nuestros valores son: la sostenibilidad, ese compromiso adquirido; y la innovación y la tradición, pues debemos utilizar a nuestro favor todo lo que llevamos aprendido

¡Solo tienes que preguntar! Es muy probable que no tengamos algún producto específico porque, aunque nos esforzamos en ir trayendo la mayor variedad posible, vamos poco a poco y muchas veces bajo demanda. Así que solo tienes que hablar con una de nosotras para dejarnos la petición hecha y nosotras haremos lo posible.

Sobre los productos líquidos

Nuestros productos de limpieza tienen la filosofía del rellenado. La idea es que cada uno de nosotros traiga su propio envase y, tras su tara, rellenarlo del producto y la cantidad que cada uno desee.

Todos nuestros productos rellenables pertenecen a la marca 4eco, especializada en productos sostenibles con el medioambiente y concienciada con la reutilización de los envases. Es una marca reconocida en el sector que incluso provee a la ciudad de Vitoria, conocida por ser capital verde de Europa.

Los productos 4eco tienen menos cantidad de productos químicos que los productos convencionales por lo que no dejan tanto residuo cuando son utilizados. Esto, sumado a la reutilización del plástico, los hace unos productos ecosostenibles. 

Sin embargo, carecen de una etiqueta ecológica por una razón más, los productos a granel no pueden ser certificados como ecológicos.

Funcionan igual que otros productos convencionales. Es cuestión de ir probando y ver qué producto se adapta mejor a las necesidades de cada uno.

Dependiendo del producto; aunque las cantidades suelen ser menores que las que estamos acostumbrados. Cuando se compra por primera vez un producto en nuestra tienda se coloca en la botella una etiqueta en la que están indicadas tanto la composición y propiedades como el modo de uso. Esta etiqueta deberá conservarse de forma permanente.

¡No! Nuestros productos tienen precios competitivos con el resto de productos del mercado.

Sobre el rellenado

Sencillo: el mejor residuo es el que no se genera. El plástico es un material fantástico: no pesa, es moldeable, no se rompe con facilidad y dura muchísimo. Por ello lo lógico es que lo utilicemos todas las veces posibles y alargar el máximo posible la vida de este material.

En la tienda también se sigue esta misma filosofía. Cuando nos llega el pedido en bidones de 25, rellenamos los nuestros de 60 y, vacíos los almacenamos para enviarlos de vuelta a la fábrica donde son limpiados y reutilizados.

No. Es importante buscar envases adecuados para el producto que se va a rellenar pues no todos los plásticos son iguales. 

Existen 7 categorías de plásticos  señalizadas con el triángulo del reciclaje y su número dentro, nosotras buscamos plásticos del tipo 2, más gruesos y duraderos. Además recomendamos a nuestros clientes que usen los envases que ya conocen y que han sido diseñados para cada tipo de producto: friegasuelos para friegasuelos y detergente para detergente; evitando así la contaminación cruzada.

No es recomendable. En nuestra tienda seguimos una política de seguridad por la cual el dependiente puede escoger no rellenar un bote que le parezca peligroso tanto para él como para el cliente.

Se debe tener en cuenta que al manejar productos líquidos y jabonosos es mejor utilizar recipientes que, al caerse, no puedan romperse con facilidad. Es muy sencillo que durante el proceso se derrame un poco de líquido pudiendo provocar que se nos resbale de las manos. Además, también es importante tener en cuenta que el cristal es un material más pesado que puede dificultarnos el proceso de rellenado.

Es el proceso por el cual, un producto entra en contacto con otro y se produce un intercambio de sustancias, pudiendo alterar la composición o las propiedades previas.

En nuestro caso, por ejemplo, un detergente que es jabonoso mezclarse con un limpiador de parqué.

El bote que uses para rellenar debe estar limpio (por dentro y por fuera) y, si es posible, sin la etiqueta del producto anterior. Esto evitará confusiones y permitirá que pongamos nuestra etiqueta con más comodidad. Podéis limpiarlo y secarlo con agua y un poco de jabón o lejía. Lo importante es dejarlo libre de posibles restos.

Es importante que el bote esté limpio de producto la primera vez que lo traes, así evitamos la contaminación cruzada y nos aseguramos de que el producto llegue bien a tu casa. 

Una vez que vuelves a rellenar tu producto, es recomendable que esté limpio y vacío pero, si lo necesitas, puedes traernos tu bote con restos pues, como rellenaremos el mismo producto, no habrá problema de mezcla de productos.

Los bidones son permanentes en nuestra tienda. Los adquirimos al inicio y se quedarán aquí hasta que no puedan seguir cumpliendo su función. 

El método de rellenado se hace a partir de otros bidones de 25 litros que nos llegan de fábrica. Una vez tenemos 60 de éstos vacíos (para disminuir así la huella de carbono), nuestro proveedor viene y se los lleva para higienizarlos y reutilizarlos.